domingo, enero 29, 2012

Cinco años de Revolución Ecológica


Yasuní ITT: una propuesta ecológica que desafía al mundo
El Gobierno nacional puso al Ecuador en la vanguardia para proteger el ecosistema del planeta con su propuesta de no explotar 846 millones de barriles de petróleo en los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini del Parque Nacional Yasuní en la Amazonía, a cambio de recibir una compensación internacional por $ 3500 millones en 12 años. El objetivo es evitar la emisión de 407 millones de toneladas de CO2 que contaminan el ambiente.
La Propuesta Yasuní ITT fue lanzada al mundo en julio de 2007, mientras el Comité de Dirección del Fondo de Fideicomiso Yasuní ITT estableció una base de $ 100 mil para la entrega de cada Certificado de Garantía.
La representante plenipotenciaria para la Iniciativa Yasuní ITT, Ivonne Baki, informó que Ecuador logró recaudar más de $ 116 millones hasta diciembre de 2011, entre aportes efectivos de gobiernos, ONG y sociedad civil internacional, cooperación técnica no responsable y aportes en proceso.
El Presidente Rafael Correa manifestó su complacencia por la respuesta que ha tenido la Iniciativa Yasuní ITT en Ecuador y el mundo, y por haber superado la meta planteada. Asimismo anunció que se extiende el plazo para mantener en firme esta Iniciativa, cuya meta para 2012 será recaudar $ 291 millones.
El Mandatario resaltó que, en la zona del Yasuní, hay $ 14 000 millones en crudo, pero destacó que, en Ecuador, «tenemos que acabar con la miseria, la pobreza, hacer unidades educativas del milenio», por lo que es importante que exista la corresponsabilidad en este proyecto.
De su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó su apoyo a la Iniciativa Yasuní ITT y expresó que parte de los fondos recaudados se usarán de manera transparente para desarrollo social, energía sostenible, reforestación y conservación del medioambiente e investigación científica y tecnológica.



868 mil hectáreas de bosque primario y páramos protegidos
Ecuador se posicionó en América Latina como el primer país que realiza con éxito el programa de conservación ambiental Socio Bosque, que, en tres años de ejecución, ha logrado proteger 868 mil hectáreas de bosque primario y páramos. Este programa fue replicado en el extranjero, como el caso de Perú.
En 2008, nació Socio Bosque como propuesta para entregar un incentivo de $ 30 por hectárea al año a campesinos e indígenas que se comprometan a la conservación de sus árboles nativos. La comunidad indígena de los záparos destinó 89 mil hectáreas a la conservación y recibe   $ 70 mil anuales, recursos que se invierten en obras de desarrollo comunitario.


Los Samanes, corazón del proyecto  Guayaquil Ecológico
Un ambicioso proyecto para entregar grandes espacios verdes a 2,3 millones de guayaquileños emprendió el Ministerio de Ambiente a través del programa Área Recreacional Los Samanes que forma parte del proyecto Guayaquil Ecológico, ubicado al norte de la ciudad, donde se construirán canchas deportivas, juegos infantiles, ciclovías, viveros, granjas, espejos de agua y áreas comerciales.
La inversión global del proyecto bordea los $ 63 millones, cuya primera etapa comprende 141 hectáreas  donde actualmente se ejecutan trabajos de relleno para la construcción total de la infraestructura y área recreacional del parque, que será el tercero más grande de América Latina. La extensión total del Área Recreacional Los Samanes será de 369 hectáreas.


Galápagos,  ejemplo de conservación ambiental
Los avances en cuanto a control migratorio, implementación de la tarjeta de residencia, control del ingreso de especies exógenas, manejo de la actividad turística (reducción en un 7%) y una nueva etapa en la gobernabilidad de Galápagos, permitieron sacar a las islas del Patrimonio Natural de la Humanidad en peligro.

Puná, ejemplo de desarrollo sustentable
Alrededor de $ 300 mil fue la inversión del Estado en la construcción del puente peatonal de Bellavista en la isla Puná. También se edifican 42 viviendas nuevas del Proyecto Urbanización Bellavista a un costo de $ 206 mil.  De igual forma se impulsó la construcción de ecohosterías, que se encuentran en la comuna de Cauchiche. Estas están conformadas por dos habitaciones, sala, comedor, cocina. La idea es que estas edificaciones sean utilizadas para impulsar el turismo comunitario en la zona.


Isla Santay: 56 familias tienen viviendas ecológicas
El inédito plan gubernamental de rescate de la Isla Santay, ubicada frente a Guayaquil, se concretó con la entrega de 56 escrituras de comodato de viviendas construidas en la Ecoaldea, donde habitan 235 personas pobres de la zona.
Las casas fueron edificadas en madera tratada, son ecológicas y cuentan con sala, comedor, cocina y lavaplatos, dos dormitorios, un baño, servicio de  agua potable y dos paneles solares que garantiza la provisión de energía eléctrica. Además fueron protegidas con químicos y aislantes que impiden la proliferación de polillas, hongos y evitan la propagación del fuego en caso de incendio.
La inversión realizada alcanza los $ 4,5 millones distribuidos en la construcción de la Ecoaldea, un muelle, dotación de dos lanchas, capacitación para las personas que desarrollarán proyectos turísticos, la activación de brigadas médicas y el manejo del agua.

1 comentario:

César Emilio Valdivieso París dijo...

Saludos desde Guama, Estado Yaracuy, Venezuela.
Después de más de 30 años de investigaciones, reflexiones y vivencias relacionadas con el tema de convertir al Planeta Tierra en un lugar sostenible, he llegado a la conclusión de que lograr esa meta antes de que acabemos con la humanidad ya sea por la vía la destrucción de la biosfera o a causa de las guerras, requiere de la transformación radical de nuestras sociedades. Mi idea inicial consiste en el diseño de una ciudad experimental factible y realista que proporcione elevados niveles de vida y que reúna las características correspondientes a una sociedad sostenible, entre las que estarían el uso exclusivo de las más avanzadas tecnologías verdes; el fin de la manipulación económica, política y religiosa; la ausencia del dinero en efectivo; la limitación del crecimiento económico y poblacional; el verdadero respeto a la libertad; y una democracia real. Esta ciudad sería presentada en forma de maquetas, animaciones, producciones fílmicas, parques temáticos y hasta una urbe experimental, con la finalidad de que sirviera de modelo para lograr el cambio de mentalidad que condujera a las rectificaciones necesarias. No olvidemos que “una imagen vale más que mil palabras”, y la presentación de un modelo perceptible por los sentidos sería mucho más convincente que cualquier cantidad de textos teóricos, más aun cuando se trata de persuadir a una humanidad que durante miles de años ha sido engatusada por los intereses egoístas de minoritarios grupos de poder.
En vista de que no poseo habilidad alguna en materia de diseño y producción cinematográfica, apelo a la participación en esta propuesta de personas sensibles a este tema que posean habilidades gráficas o capacidad logística para lograr dar vida a esa urbe imaginaria.
Si estás interesado en conocer sobre esta iniciativa o participar en ella, puedes visitar mi sitio web https://elmundofelizdelfuturo.blogspot.com/ en el cual (muy especialmente en el capítulo 5) ya tengo adelantadas algunas ideas respecto a las características físicas y organizativas que pudiera presentar esa ciudad modelo que se pretende construir. Gracias.
César Emilio Valdivieso París